DE LA CORTE QUE DECLARA “EL SENTIDO EXACTO DE LA LEY” A LA CORTE QUE INSTITUYE PRECEDENTES